Uno de los desafíos más difíciles para cualquier empresa es rediseñar un producto popular. La empresa EnGarde, fabricantes de armaduras corporales en los Países Bajos, ha actualizado su popular armadura llamada Panther™ para crear una protección balística de próxima generación para las personas no combatientes.

Los periodistas, el personal médico y las ONG que trabajan en zonas de conflicto viven con un panorama de amenazas en constante evolución y armas de guerra cada vez más mortales. En estos días, el uso de armaduras corporales para las personas no combatientes es esencial.

EnGarde tiene productos de armadura corporal diseñados específicamente para las necesidades de los civiles en zonas de conflicto. Hoy, la empresa lanzó, la próxima generación de su popular armadura Panther ™ agregando nuevos niveles de funcionalidad y comodidad al diseño original. EnGarde también le ha brindado al modelo Panther ™ un aspecto exterior más recortado y más compatible para el uso de cámara.

«No fue fácil mejorar nuestro chaleco táctico, versátil y de cobertura total Panther™», dice Iwan Luiten, Gerente de Marketing de EnGarde. «En una cercana cooperación con nuestros clientes, hemos podido crear uno de los chalecos tácticos modulares más cómodos, disponibles para profesionales y civiles no combatientes».

El modelo Panther™ es compatible con todos los paneles de armadura blanda balística de EnGarde y puede llevar dos placas de armadura dura, para proteger al usuario contra rondas de rifle de alta velocidad. El portador balístico está hecho con tela Cordura® súper resistente para cualquier tipo de raspaduras y rasgaduras, también está equipado con bolsillos adicionales.

El nuevo modelo ofrece todas las características del producto anterior, con la adición de protectores balísticos opcionales de garganta, hombro/cuello, ingle y deltoides.

«Hemos visto crecer nuestro negocio exponencialmente en la última década», dice Luiten. «La demanda de protección personal y mayores preocupaciones de seguridad en todo el mundo ha aumentado dramáticamente».

Las nuevas tecnologías y las innovaciones materiales han hecho que el blindaje corporal sea más liviano y más cómodo de usar durante largos períodos de tiempo, e incluso en climas cálidos. Para muchas organizaciones, el blindaje corporal se ha convertido en un equipo esencial para el personal que opera en zonas de combate.