EnGarde se complace en anunciar que está donando chalecos antibalas para apoyar la misión de la división sueca de Reporteros sin Fronteras. Con corresponsales en 150 países y emitiendo más de 1.000 comunicados de prensa cada año, Reporteros sin Fronteras actúa para luchar contra la censura y las leyes destinadas a restringir la libertad de información.

«EnGarde está dedicado a proteger las vidas de aquellos que se arriesgan para proteger los derechos de los demás. Los guardias de seguridad, agentes de policía, personal militar y periodistas «, dice Iwan Luiten, director de marketing de EnGarde. «La libertad de prensa es muy importante para las personas en todo el mundo y estamos felices de poder hacer una pequeña contribución a aquellos que defienden esa libertad».

EnGarde provee a Reporteros Sin Fronteros con los chalecos antibalas EnGarde Panther PRESS, diseñados específicamente para satisfacer las necesidades de los periodistas y los medios que trabajan en zonas de conflicto donde se enfrentan a un entorno de amenazas cada vez más peligroso.

Reporteros sin Fronteras otorgorá los chalecos a los periodistas independientes que operan en zonas de conflicto en todo el mundo. Los freelancers operan en condiciones peligrosas y con frecuencia lo hacen sin el apoyo de una importante organización de noticias y muchos carecen de equipo de protección básico. Reporteros sin Fronteras apoya a trabajadores independientes prestándoles un equipo de protección que tal vez no puedan permitirse comprar por sí mismos. Reporteros sin Fronteras confía únicamente en patrocinadores y benefactores para proporcionar este equipo.

El chaleco antibalas EnGarde Panther modelo PRENSA es la versión civil del chaleco táctico policial más vendido de EnGarde que combina la máxima protección con una movilidad sin igual. Este chaleco proporciona protección NIJ nivel IIIA que se puede aumentar a NIJ nivel III o NIJ nivel IV mediante la inserción de una placa de blindaje duro en el frente y la espalda. El chaleco incluye protección removible para el cuello y el hombro.

Con la ayuda de Reporteros sin Fronteras y los chalecos EnGarde, los periodistas independientes tendrán al menos la posibilidad de luchar para traer de vuelta historias de corrupción y opresión en partes del mundo devastadas por la guerra que de otra manera no se podrían contar. EnGarde respalda los principios y la misión de Reporteros sin Fronteras y se complace de poder brindar apoyo material para lograr sus objetivos.