Una nueva y más fina fibra hace que los chalecos balísticos también sean resistentes a las puñaladas. Uno de los proyectos innovadores en los que está trabajando Teijin Aramid para hacer más seguros los trabajos de soldados y policías.

Teijin Aramid, fabricante de fibra y antigua subdivisión de AKZO, está creciendo rápidamente. La empresa, hiladora de todo tipo de hilos en los Países Bajos, actualmente está desarrollando la próxima generación de chalecos y cascos antibalas. Twaron, una fibra de poliamida y la equivalente del mucho más conocido Kevlar, se han convertido en líderes del mercado a lo largo de los años.

Y desde que la patente de su microfibra ha expirado, es hora de algo nuevo; Una ultra-microfibra, como la llaman, que es un tejido aún más fino. Es decir, una pulgada cuadrada del chaleco antibalas contendrá hasta 10 veces más hilo.

Se ha dejado claro la utilidad de dicha innovación Durante una demostración en el edificio de la fábrica donde se lleva a cabo la investigación balística de Teijin. Las fibras más finas proporcionan menos peso con igual protección. Por ejemplo, la chaqueta de punto Twaron puede detener un disparo de bala de 9 mm. Otra ventaja de la fibra más fina es que es a prueba de pinchazos; cuchillos o picahielosr. «Gracias a toda la investigación podemos hacer este tipo de cosas, que le ha permitido a Teijin encontrar una forma más especial de hilar», dice Jan Roos, ingeniero jefe de Teijin Aramid.

¿Dónde produce Teijin Aramid su material balístico?

Hacer aramida implica un proceso complicado de hacer hilos, que requiere lavar e hilar el hilo. Este es un proceso que la compañía Arnhem de los Países Bajos (con fábricas en Delfzijl y Emmen) dominó y mantuvo en secreto. «Esta tecnología de hilado es el resultado de una gran cantidad de investigación que nos ha permitido avanzar más allá de nuestros competidores».

El ejército de los Estados Unidos usa Twaron

Tanto el ejercito como la policía de los Estados Unidos usan Twaron. El ejército también realiza negocios con Teijin, que también es un material que se está vendiendo en el mercado estadounidense. Esto es notable porque Kevlar proviene del gran DuPont estadounidense. «Hemos mejorado mucho con los años», dice el director de marketing Martin Klang. Quien se vuelve feroz cuando el tema de Kevlar se asoma en la conversación. Según Klang, Kevlar se hizo tan famoso a través del marketing. Las dos fibras se descubrieron más o menos al mismo tiempo, pero Kevlar salió al mercado antes. Durante ese momento AKZO estaba en problemas financieros, por lo que el lanzamiento de Twaron se retrasó dos años. La distancia ha sido superada en gran medida. «Las agencias policiales y el ejército de los Estados Unidos ahora usan Twaron porque fueron los primeros en cumplir con los nuevos requisitos del ejército en cuanto a peso se refiere «.

Teijin Aramid desarrolla nuevos materiales balísticos

El avance de materiales a prueba de balas pudo no haber ocurrido con rapidez, pero ciertamente ha habido un progreso. Christian Schmidt, investigador de Teijin y exsoldado luchó en 1993 con una armadura de 23 kg. «Actualmente, la misma protección pesa tan solo 10 kilos», dice mientras inserta su placa protectora. La protección de los soldados es evidentemente diferente a la protección policial. Una placa de cerámica detrás de la capa de aramida y polietileno garantiza que incluso las balas más pesadas se detengan. Todo esto queda claro en una demostración de campo de tiro; Twaron detiene una ronda de 9 mm, el polietileno Kalashnikov redondo y con cerámica, se detiene una ronda de perforación de un rifle de francotirador. Esto no significa que el usuario salga ileso, significa que todavía pueda aparecer un moretón enorme y uno o dos huesos rotos, sin embargo, será la lesión mínima que sufrirá un soldado.

Teijin Aramid Protege Contra EODs

Incluso en la guerra hay nuevas amenazas. Por ejemplo, Teijin quiere reducir el daño causado por las bombas en las carreteras con su nueva fibra ultrafina. El problema con este tipo de bomba, que ha sido tan prolífico en Afganistán, es que la erosión es tan fina que las lesiones que causa son muy difíciles de proteger. Al hacer que las fibras de los chalecos protectores sean tan finas se reducen las posibilidades de que esas partículas de arena puedan penetrar.

Finalmente, la compañía está experimentando con cascos en Wuppertal. Estos casi siempre están hechos de una poli aramida, debido al equilibrio que ofrece entre el peso y protección. Las capas Twaron se presionan en forma de casco con una prensa hidráulica. El resultado es un producto duro y rígido, a diferencia de los paneles de armadura blanda, que son más flexibles. El proceso de prensado también puede resultar en una capacidad ligeramente menor para atrapar balas y distribuir la energía de las balas. Es por esto que Teijin ahora está tratando de desarrollar un casco más rígido. Esta solución podría ser cumplida con la mezcla de poli aramida y polietileno.

Aramida Teijin

«Esto aún se encuentra en la etapa experimental», dice el holandés Joran van der Eem, «pero esta es la dirección en la que vamos a entrar». En teoría, un casco así sería capaz de detener las balas AK-47. Pero los cascos serían más pesados ​​y, por lo tanto, menos prácticos. Asimismo, el polietileno es considerablemente más caro que la aramida, y la capacidad de protección no es proporcional al aumento del costo. Por otra parte, los cascos de aramida han estado en el mercado durante 35 años, por lo que es hora de algo nuevo. Las fuerzas especiales alemanas han estado probando la nueva generación de cascos en Afganistán. Los resultados son secretos, pero el hecho de que Teijin aún esté desarrollando los nuevos cascos significa que hay demanda.

«Es un mundo sobresaliente, el de la protección balística», según el director de marketing Klang, «Es un mercado muy competitivo, pero nunca se escucha nada debido al secreto que rodea a la tecnología militar». Al parecer ahora la industria está investigando demasiado para proteger mejor a las personas y hacer que el uso de este tipo de protección sea más cómodo.

Fuente original: Revista De Ingenieur.